Gomasio

El gomasio o sal de sésamo es un condimento hecho a base de semillas de sésamo tostadas y sal.

Las semillas de sésamo nos aportan ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no puede fabricar por lo que es necesario incluirlas en la dieta.

Las semillas deben estar rotas o molidas al ingerirlas porque de otra manera el tracto digestivo no puede absorber sus nutrientes y las expulsa enteras.

En el gomasio el aceite de las semillas de sésamo disuelve los cristales de la sal y hace que se absorba mejor por el cuerpo humano.

Incluyendo gomasio en la dieta damos un aporte extra de nutrientes a los platos y los dotamos de un sabor muy especial.

Acostúmbrate a tener tu molinillo de gomasio siempre en la mesa.

 

Gomasio
Gomasio

Si quieres conocer más sobre las semillas de sésamo y el gomasio como condimento, te invito a seguir este link.

Puedes hacer tu propio gomasio o sal de sésamo de diferentes maneras:

Las semillas se conservan con todo su aroma y propiedades dentro del molinillo.

Puedes moler al instante la cantidad de condimento que necesites.

Muy recomendable.

  • con un suribachi o mortero japonés ¡ideal para hacer el condimento!

  • o con un procesador de alimentos.

Con el procesador de alimentos consigues un resultado menos fino que con los dos utensilios anteriores.

Debes presionar el botón de encendido de manera intermitente hasta ver que la mayoría de las semillas están rotas.

De esta manera evitarás que las aspas de la batidora se calienten en exceso, provoquen una oxidación prematura en las semillas y reduzcan sus propiedades nutricionales.

Vamos a la receta…

Ingredientes

  • 1 Cucharada de sal marina ¡si es ecológica mucho mejor!
  • 15 Cucharadas de semillas de sésamo crudas

¿Cómo hago el condimento gomasio?

  1. Pon la sal en una sartén y a fuego bajo deja que se caliente. Remueve con una espátula.
  2. Añade las semillas de sésamo crudas y remueve continuamente. Deja que se tuesten poco a poco.
  3. Cuando las semillas empiezan a dorarse y explotar es que están listas. Cuanto más tuestes las semillas mayor será la intensidad de su sabor al molerlas.
  4. Déjalas enfriar.
  5. Muele el gomasio con el procesador de alimentos o con el suribachi y guárdalo en un bote de cristal oscuro con tapa.
  6. o conserva el gomasio entero en el molinillo de especias.

¡Utilízalo siempre como condimento!

Si quieres saber sobre molinillos de especias echa un vistazo a la tienda.

Molinillos de especias en Amazon:

Si quieres saber sobre el suribachi echa un vistazo a la tienda.