Pesto verde de… ¡casi de todo!

Te traigo una serie de recetas de pesto verde de … ¡casi de todo!

Además del clásico y riquísimo pesto de albahaca se puede hacer un buen pesto con casi cualquier verdura de hoja verde.

Solo tienes que saber cómo preparar la verdura y cuál es su sabor y textura, para adaptar el resto de los ingredientes y conseguir un buen resultado.

A continuación te cuento como hacer pesto de acelgas, espinacas, ortigas, cilantro, perejil y hojas de rábano.

El pesto de:

  • acelgas
  • espinacas
  • ortigas

se puede hacer tanto con la verdura cruda como con la verdura escaldada.

El de:

  • cilantro
  • perejil
  • hojas de rábano

se procesan en crudo.

Si quieres que las hierbas frescas de tu pesto conserven todo su aroma y propiedades puedes procesarlas en el suribachi.

Es un mortero de cerámica japonés.

Esmaltado por el exterior y los bordes y con el interior estriado.

Con el suribachi puedes:

Machacar y pulverizar alimentos duros:

  •  semillas
  • frutos secos
  •  especias

Hacer pasta con alimentos blandos:

  • hierbas frescas
  • tofu
  • pasta de curry
  • mantequilla de frutos secos
  • crema para untar
  • pestos
  • salsas, etc.

Si quieres más información sobre el suribachi, usos, beneficios y marcas de confianza haz clic en este enlace y visita la tienda.

Vamos a las recetas…

Ingredientes

Para un manojo de verduras de 200 gr añade:

  • 1 diente de ajo
  • 1 puñado de frutos secos activados. Esto es puestos en remojo durante la noche para ablandarlos, activar sus enzimas y hacerlos más digeribles.
  • 1 Cucharada de queso parmesano o levadura nutricional ¡para la versión vegana!
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • el zumo de 1/2  limón
  • 1 pizca de guindilla
  • 50 ml de aceite de oliva extra virgen

¿Cómo preparo el pesto verde de… ¡casi de todo!?

  • Prepara la verdura:
    • Si la vas a procesar en crudo: Lávala y quítale el exceso de agua o bien,
    • Si la cocinas: Escáldala y déjala enfriar
  • Pon la verdura en la procesadora de alimentos o suribachi con el resto de ingredientes.
  • Bate la mezcla hasta formar una pasta uniforme.
  • Prueba y corrige si es necesario.

¡Truco!

Si te queda un pesto demasiado espeso añade más aceite de oliva virgen extra o un poquito de agua.

Si por el contrario el resultado es demasiado líquido, cuece una patata pequeña, machácala y añádesela al pesto.

¡el resultado será estupendo!

pesto verde de... casi de todo!
Pesto verde de… !casi de todo!