Olivada

Si como yo eres fan de las aceitunas

¡este paté te va a encantar!

Es muy sencillo y está riquísimo.

Puedes hacerlo con tus aceitunas preferidas.

Pueden ser aceitunas verdes, negras, con hueso , sin hueso, aliñadas o sin aliñar.

Puede ser un paté con diferentes texturas:

  • Puedes triturarlo con la batidora
  • Picar las aceitunas muy pequeñitas
  • Machacar las aceitunas con el suribachi

El suribachi es un utensilio japonés.

Se trata de un mortero de cerámica esmaltada por el exterior y los bordes.

Con el interior estriado y sin esmaltar.

También te sirve para:

Machacar y pulverizar alimentos duros:

  • Gomasio
  • semillas
  • frutos secos
  •  especias

Hacer pastas con alimentos blandos:

  • hierbas frescas
  • tofu
  • pastas de curry
  • mantequillas con frutos secos
  • cremas para untar
  • pestos
  • salsas, etc.

Si quieres más información sobre el suribachi, historia, usos, beneficios y marcas de confianza, echa un vistazo a la tienda.

¡Experimenta y elige!

Vamos a la receta …

Ingredientes

  • 250 gr de aceitunas
  • 50 gr de pipas de girasol activadas.
  • Esto es puestas es remojo durante toda la noche para activar sus encimas y hacerlas más digeribles.

  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra

¿Cómo hago la olivada?

  1. Pica muy finamente las aceitunas, ponlas en el vaso batidor o en el suribachi
  2. Pica finamente el ajo y agrégalo.
  3. Agrega las pipas de girasol, un chorrito de aceite de oliva, la sal y la pimienta negra.
  4. Bate o mezcla.
  5. Prueba, corrige si es necesario y … ¡listo!