Quiche de rúcula y queso feta

De nuevo una exquisita receta de quiche.

Esta vez de rúcula y queso feta.

El queso feta es una exquisitez griega utilizada desde la antigüedad.

Se trata de un queso fresco ligeramente agrio.

Tradicionalmente elaborado con leche de oveja y en menor proporción cabra y vaca.

Se trata de un queso blanco, sin corteza y que se suele vender en porciones rectangulares.

Acompaña la quiche de rúcula y queso feta con una ensalada de tomate fresco, aceite de oliva y gomasio.

El gomasio es un condimento hecho a base de semillas de sésamo tostadas y sal.

Las semillas de sésamo nos aportan ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no puede fabricar por lo que es necesario incluirlas en la dieta.

En el gomasio el aceite de las semillas de sésamo disuelve los cristales de la sal y hace que el cuerpo la absorba mejor.

Las semillas deben estar rotas o molidas al ingerirlas porque de otra manera el tracto digestivo no puede absorber sus nutrientes y las expulsa enteras.

Acostúmbrate a tener tu molinillo de gomasio siempre en la mesa.

Si quieres información sobre molinillos de especias, tipos y marcas de confianza, echa un vistazo a la tienda.

Molinillos de especias en Amazon:

Vamos a la receta …

Ingredientes

Molde de 28 cm

  • 1 paquete de masa quebrada
  • 3 huevos
  • 250 ml de nata para cocinar
  • 100 gr de queso feta
  • 80 gr de rúcula fresca
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 cucharadita de mostaza de semillas

¿Cómo preparo la quiche de rúcula y queso feta?

  1. Precalienta el horno a 180º.
  2. Estira la pasta quebrada y colócala encima del molde.
  3. Haz unos pequeños cortes con un cuchillo en la masa para evitar que se infle al cocinarla.

  4. Mezcla los huevos, la nata, la mostaza, la nuez moscada, la sal, la pimienta, bate con un tenedor y échala en el molde.
  5. Coloca los pedazos de queso feta.
  6. Hornear durante 45 minutos.
  7. Esparce las hojas de rúcula fresca por encima y … ¡listo!